El IV Premio José Rizal de las Letras Filipinas se ha otorgado al poeta y filólogo Virgilio Almario (Río Alma), director de la Komisyon sa Wikang Filipino, por el conjunto de su obra literaria, crítica y filológica con motivo de la publicación en Madrid, por el Instituto Juan Andrés de Comparatística y Globalización, de En tiempos de la vendedora y del criminal (Sa oras ng tindera’t kriminal), edición antológica bilingüe de su obra poética.

2018_Premio_Rizal_IV (1)

Tanto la obra poética como la obra crítica de Virgilio Almario poseen un especial significado en la cultura filipina contemporánea y actual. Es más, la obra de Almario en su conjunto significa la configuración de una postura muy relevante ante la más importante problemática heredada y presente de la cultura filipina. Esta problemática constituye una suerte de encrucijada. De hecho, Filipinas se diría que define en general un devenir reiteradamente anudado en forma de encrucijada, ya geográfica y geopolítica o social, religiosa…, culturalmente en suma, y ello atañe a una cuestión de ser, al núcleo mismo de la entidad filipina, a la lengua y su expresión literaria más allá de asuntos identitarios o de ideologizaciones.

Cubierta Almario

Almario ha trabajado con inteligencia e intensidad sobreponiéndose al mercantilismo al igual que a un capitalismo internacional que condena la actual Filipinas. Su ideario podría definirse en términos del más esencial humanismo, en la recuperación del legado clásico occidental y la tradición vernácula. La construcción del futuro de Filipinas no tendrá lugar si no es en lengua filipina. El filipino habrá de ser responsable de su pasado, una historia construida en caracteres hispánicos. El volumen En Tiempos de la Vendedora y del Criminal reúne una madura selección de la obra más relevante de la poesía contemporánea del gran archipiélago asiático, que es tanto como decir de la construcción de la nación por quien firma con el castellanísimo nombre de Río Alma.

 

LLEGARÁ EL MOMENTO

Llegará el momento
Que pesarás las canas en tu cabeza
Y llegará la hora
Que criarás una serpiente en el pecho
Y llegará la mañana
Que despertarás con la vista empañada
Y llegará la tarde
Que comprarás tu propio ataúd a crédito
Y llegará la noche
Que te sentirás con frío e inútil
Y llegará el día
Que te volverán la espalda los amigos
Y si eres poeta
Te arrepentirás de lo que has dicho.

10 de agosto de 1982
Indirectas
En tiempos de la vendedora y del criminal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s